Nuestro pasado

emotionheader

Tierra olvidada durante décadas, el pueblo de Orxeta conserva con orgullo un pasado forjado por siglos de ocupación humana, siendo testigo privilegiado del paso de algunas de las más importantes culturas del Mediterráneo.

Antiguos legajos, monumentos y recientes hallazgos arqueológicos evocan en el visitante una trayectoria histórica que hunde sus raíces en la más remota prehistoria.

Si bien son muy abundantes las evidencias materiales del poblamiento por parte de iberos y romanos, será en el período altomedieval cuando Orxeta cobre un gran protagonismo.

Tras la firma del famoso Tratado de Almizra en 1244, y a raíz de la conquista de Jaime I, la comunidad islámica, fundadora del núcleo urbano más antiguo, es sometida, y sus tierras y alquerías pasan a ser administradas por la Orden Militar de Santiago.

Después de la traumática expulsión de los moriscos en 1609, la evolución de Orxeta se mantuvo estable hasta época contemporánea, sin grandes sobresaltos, y volcada en el cultivo de los campos como actividad principal.

Orxeta, con un entorno natural y un patrimonio cultural privilegiado, bien comunicado y próximo a la costa y a los núcleos de población con fuerte vocación turística (Benidorm, Villajoyosa, Altea), constituye hoy un poderoso atractivo para el sector turístico que busca alternativas al turismo de sol y playa, en constante crecimiento en nuestro país.

Prehistoria
Época Ibérica
Época Romana
Época Medieval
Época Moderna
Época Contemporánea