Parajes naturales

Orxeta se presenta al viajero casi por sorpresa, cobijada apaciblemente en un hermoso y fértil valle a orillas del río Sella, y cercada por imponentes montañas que le ofrecen, además de su protección, un soberbio entorno natural, probablemente uno de los mejores conservados de toda la Comunidad Valenciana.

El observador atento podrá descubrir una gran variedad de formas de vida perfectamente adaptadas a los diferentes nichos ecológicos, desde los ambientes más húmedos, como el Pantano del Amadorio, hasta las zonas más escarpadas e inaccesibles, como la garganta de “L’Estret”, santuario de las grandes aves rapaces. Cuenta además con un numeroso catálogo de especies endémicas, sobre todo vegetales.

Si a todo ello añadimos las bondades de un clima típicamente mediterráneo, suavizado por la proximidad del mar, obtendremos los ingredientes necesarios para convertir nuestra visita en una maravillosa experiencia al aire libre.