Español Valenciá English Français Deutsch

Entorno natural

Estás en: Inicio » Turismo » Entorno natural

A lo largo de toda su historia, el hombre se ha visto constantemente obligado a la adaptación a su entorno físico en un intento por extraer el máximo provecho de los recursos naturales disponibles, determinando así en gran medida el tipo de organización social, económica, política y cultural de sus sociedades.
Por esta razón, consideramos imprescindible realizar una breve introducción a los aspectos más destacables que configuran el marco físico donde se integra nuestro municipio, la comarca de la Marina Baixa.

Clima

El clima responde al clima mediterráneo. Se caracteriza por poseer en verano unas temperaturas muy altas y en invierno suaves. Además, carece de frecuentes precipitaciones y regularidad en las mismas. Una irregularidad pluviométrica que produce tanto años de sequía como de riadas, elevando el grado de aridez, y afectando decisivamente en el paisaje natural y en el beneficio agrario.
La vegetación corresponde a la característica de climas subáridos con altos índices de aridez. De este modo, la vegetación potencial es la que comúnmente se conoce como espinar, junto al tomillar que lo sustituye en las zonas más secas.

Geología

Los materiales geológicos más antiguos están formados por los afloramientos triásicos que partiendo de Altea, llegan hasta la zona de Finestrat y Orxeta.
Morfológicamente está constituido por rocas calizas y margosas del periodo Aptense del Cretácico Inferior, que constituyen el arco de cordilleras prebélicas, careciendo apenas de suelo fértil, con excepción de los depósitos cuaternarios en el fondo de los valles, siendo esto un factor limitante para la presencia de la vegetación.
Estas cordilleras del Prebético Meridional Valenciano provocan una contrastada dualidad a consecuencia de su particular ubicación en esta zona, precipitándose hacia la costa mediterránea.

Parajes naturales

Orxeta se presenta al viajero casi por sorpresa, cobijada apaciblemente en un hermoso y fértil valle a orillas del río Sella, y cercada por imponentes montañas que le ofrecen, además de su protección, un soberbio entorno natural, probablemente uno de los mejores conservados de toda la Comunidad Valenciana.

El observador atento podrá descubrir una gran variedad de formas de vida perfectamente adaptadas a los diferentes nichos ecológicos, desde los ambientes más húmedos, como el Pantano del Amadorio, hasta las zonas más escarpadas e inaccesibles, como la garganta de “L’Estret”, santuario de las grandes aves rapaces. Cuenta además con un numeroso catálogo de especies endémicas, sobre todo vegetales.

Si a todo ello añadimos las bondades de un clima típicamente mediterráneo, suavizado por la proximidad del mar, obtendremos los ingredientes necesarios para convertir nuestra visita en una maravillosa experiencia al aire libre.

Hidrografía

La red hidrográfica está encabezada por el río Amadorio o de la Vila, que se forma a su vez por la unión de los ríos de Sella y Relleu.
Nace en el barranc de Monferri, en el límite entre La Torre de les Maçanes y Penàguila, a unos 1000 m de altura sobre el nivel del mar. En su trayecto recoge las aguas de los barrancos de la Canaleta, del Taular, dels Escuders, de la Surca, de los Bortolons, de la Pedrera, de la Cueva por su lado izquierdo; mientras que por el derecho recibe las aguas de los barrancos de Sella y de Xarques, al norte del Puig Campana.
Su cauce, de 28 kms de longitud, engloba un recorrido de 207 km2 y desemboca, a través de un encauzado paso por la ciudad de la Vila Joiosa, en el mar. Entre los términos de Orxeta y la Vila Joiosa encontramos el embalse del Amadorio, construido en 1949 para retener unos 12’6 millones de m3 de agua.

Relieve

Dentro de los sistemas montañosos que forman la Península Ibérica, la comarca de la Marina Baixa pertenece al Sistema Subbético y, dentro de éste, al Prebético.
La provincia de Alicante está rodeada, de suroeste a noreste, por un arco montañoso cerrado, compuesto por sierras de considerable altitud, que la delimitan por el noroeste con Albacete y por el suroeste con Murcia, pudiéndolo dividir en dos cordones paralelos: el primero alberga las sierra del Cid, la sierra del Maigmó, la sierra del Rentonar, la sierra de la Grana, la sierra del Cabeçó d’Or, la sierra de Aitana y el Puig Campana. El segundo está formado por la sierra de la Peñarrubia, la sierra de Onil, la sierra del Menejador, el Alt de la Font Freda, la sierra de Mariola, sierra de la Serrella, sierra de la Xorta y sierra de Bèrnia, de mayor altura, existiendo otras, no tan altas pero que forman parte del mismo cordón y que llegan hasta el Montgó. Estos dos cordones separan físicamente el norte de la provincia de Alicante con el sur de la provincia de Valencia y, por el noroeste, con Albacete.
Incluido en ese primer cordón montañoso se encuentra el término municipal de Orxeta. Su relieve es básicamente montañoso, con la excepción de la cuenca del río Sella que lo atraviesa de norte a sur formando una pequeña, pero fértil vega, que alberga una de las áreas de regadío más extensa de los pueblos del interior. En su orografía, rodeada por hoyas de reducida extensión, destaca la Sierra de Orxeta que alcanza una cota de 678 m s.n.m. Otras sierras que delimitan el término son las de La Travessa (488 m) en su límite con Relleu, La Mina (387 m) en dirección a Finestrat, y la Sierra del Pantanet (486 m) cerca del término de Busot.

Share This
Redimensionar imagen
Contraste